Compartir

El Papa ha nombrado Obispo titular del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado (Perú) a fr. David Martínez de Aguirre Guinea, O.P. Mons. David, que fue nombrado obispo coadjutor en 2014, sustituye en el cargo a Mons. Francisco González O.P., quien renuncia por motivos de salud.

Fr. David Martínez de Aguirre Guinea, O.P. nació el 10 de enero de 1970 en Vitoria-Gasteiz (España). Después de los estudios primarios y secundarios en la Escuela Marianista Santa María Ikastetxea de Vitoria-Gasteiz, estudió en el Instituto Superior de Filosofía de Valladolid (1993-1995) y posteriormente en la Facultad de Teología de San Esteban en Salamanca (1995-1998). Se licenció en Teología Bíblica en la Universidad de Deusto en Bilbao, y realizó un curso en la Escuela Bíblica y Arqueológica de los dominicos en Jerusalén (1998-2000). Hizo la profesión solemne el 18 de septiembre de 1993. Fue ordenado sacerdote el 11 de diciembre de 1999 y su primer destino fue la Parroquia de la Encarnación (Bilbao).

En el año 2000 se trasladó a Perú para cumplir su sueño de trabajar como misionero en la Selva Amazónica. Su primer trabajo allí lo desempeño en la misión de San José de Koribeni, del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, y como profesor de Teología Bíblica en el Seminario de dicho Vicariato. Desde 2001 hasta noviembre de 2014 estaba a cargo de la misión de Kirigueti y desde 2004 era consejero del Vicariato Regional Santa Rosa de Lima.

En los últimos cuatro años, fr. David compaginó esos cargos con otros como responsable de la misión San Pedro Mártir de Timpía y miembro del directorio del centro cultural José Pío Aza, en la ciudad de Lima. En noviembre del año pasado fue nombrado obispo coadjutor y durante estos últimos meses ha ayudado a Mons. Francisco en el gobierno pastoral.

Mons. David tiene a su cargo una inmensa zona de la Amazonía peruana, con no mucha población, viviendo muchas veces en zonas a las que resulta difícil acceder, y de distintas etnias y lenguas, lo que supone un reto para continuar la evangelización y consolidación de la Iglesia en ese lugar. Son retos que a Mons. David no le resultan nuevos porque lleva trabajando en el Vicariato desde hace 15 años, viviendo en una de las zonas de más difícil acceso. Su antecesor, Mons. Francisco González O.P., ha desempeñado su labor como obispo del Vicariato durante siete años, desde el 2 de febrero de 2008. Durante este tiempo se ha dedicado con entrega a la atención pastoral de los pueblos de esta zona de la Selva Amazónica del Perú.

 

Interés de la noticia

No hay comentarios

Comments are closed.